La plantilla de Ericsson respalda el acuerdo que peleó CCOO sobre el ERE y arrastra al resto de sindicatos a sumarse a lo pactado

    La mayoría de los trabajadores y las trabajadoras de Ericsson España prefieren el acuerdo que CCOO selló con la multinacional durante la negociación del último expediente de regulación de empleo. Así lo manifestaron en las votaciones que se celebraron la semana pasada en todos los centros de trabajo. Tras la respuesta de la plantilla, UGT y STC decidieron sumarse a la propuesta que CCOO peleó hasta el último minuto, que reduce los despidos, fija una indemnización muy superior a las que marca la Ley e incluye un plan de rentas y de prejubilaciones.

    29/11/2016. Madrid

    Tras la negociación del séptimo expediente de regulación de empleo que Ericsson España presenta desde el año 2008, la plantilla de Ericsson España tenía dos opciones: elegir entre el preacuerdo que CCOO defendió en solitario y la decisión del resto de sindicatos de no llegar a ningún acuerdo con la multinacional. Finalmente, los trabajadores y las trabajadoras optaron en referéndum por quedarse con la propuesta que CCOO peleó hasta el último minuto.

    El número de despidos se reduce hasta los 282, frente a los 350 que Ericsson puso sobre la mesa al arrancar la negociación y las indemnizaciones serán muy superiores a las que marca la Ley al quedar en 45 días con un tope de 42 mensualidades. El acuerdo también incluye un plan de rentas desde los 50 años y otro de prejubilaciones desde los 53 hasta los 63 años de edad.

    Son estos dos planes los que los negociadores y negociadoras de CCOO lucharon hasta el final en un ejercicio de responsabilidad y coherencia. Estaban firmemente convencidos de que con estas condiciones la voluntariedad sería más alta y no querían que nadie se fuera de la empresa en malas condiciones por la cobardía del resto de sindicatos. También incluyeron en el acuerdo un plan de formación interna (reskilling) para recapacitar profesionalmente a 26 personas afectadas por el ERE que contará con la participación de la parte social.

    Si la decisión de UGT, STC y CGT de no alcanzar un acuerdo con Ericsson sobre el expediente de regulación de empleo hubiera salido adelante, habría desaparecido el plan de rentas y las prejubilaciones se habrían limitado a las personas que tuvieran entre 54 y 61 años.

    CCOO de Industria destaca la actitud cobarde e hipócrita que ha mantenido hasta el último momento el sindicato amarillo STC, que acostumbra a no acordar y a firmar por detrás antes de perder los juicios. Jamás ha tumbado un ERE y en el año 2015 se subió a la firma sin comprometerse. En esta ocasión pretendía hacer lo mismo, no mojarse durante la negociación y acatar lo que finalmente dijera la plantilla.

    CCOO agradece el respaldo que su propuesta ha recibido de los trabajadores y trabajadoras. Estará pendiente del proceso que ahora comienza desde la comisión de vigilancia y control para garantizar que se cumpla tanto el ERE como el plan de recapacitación para 26 personas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.