La falta en el suministro de motores diésel y el cambio de tendencia paran plantas del auto en España

    Cuando deberíamos estar inmersos en preparar el cambio a energías limpias o más limpias, no penalizando a las que cumplan con las sucesivas normas medioambientales, trabajando en el desembarco de la industria 4.0 en los centros de trabajo, nos encontramos ante el jarro de agua fría del cierre productivo de varias fábricas por causas completamente ajenas a las trabajadoras y trabajadores.

    20/09/2018. CCOO de Industria
    las plantas de fabricación de motores sufren el desabastecimiento

    las plantas de fabricación de motores sufren el desabastecimiento

    CCOO quiere informar que el problema de la falta de suministro de motores viene motivado por cuestiones ajenas a la capacidad y responsabilidad de las plantas en España. En gran medida las decisiones políticas en la introducción y la calendarización de las nuevas normativas medioambientales, la prohibición de la entrada en ciudades importantes como París o Londres. En España Barcelona y Madrid, junto a la amenaza impositiva… sobre los vehículos diésel, que ha hecho que se revolucione el sector automovilístico en toda Europa.

    Y es que los coches con motorización diésel fabricados con la actual normativa Euro 6, emiten un 84% menos de Óxidos de Nitrógeno (NOx) y un 90% menos de partículas con respecto a vehículos de más de 15 años de antigüedad. Consumen un 25% menos y desprenden un 15% menos de CO2/km que los motores de gasolina. Sin embargo, los nuevos controles para las emisiones de CO2 (NEDC, WLTP, RDE) generarán entre un 4,75% y un 14,75% más de impuestos de matriculación, suponiendo un sobrecoste para el cliente de entre un 5 y un 10%.

    Con estos datos los únicos que ganan son los gobiernos, que recaudarán más de impuestos al diésel, que con la gasolina, y la que pierde es la ciudadanía, que pagará más por la movilidad y todos, porque aumentan las emisiones de CO2, debido al crecimiento de los vehículos propulsados por motores gasolina, que contribuyen al calentamiento global, provocando el efecto invernadero.

    La consecuencia fundamental de la falta de motores son tres:

    • Las modificaciones que los fabricantes de motores están ejecutando para adecuarse a las nuevas normativas medioambientales y a las nuevas pruebas de medición y consumo, con la llegada desde el 1 de septiembre:
    1. RDE o Real driving emissions, que es la emisiones en conducción real, para la medición de emisiones de contaminantes regulados (óxidos de nitrógeno, partículas, monóxido de carbono, hidrocarburos) en condiciones de uso real, mediante un sistema portátil de medida de emisiones PEMS o Portable Emissions Measurement Systemsque es un sistema de medición de emisiones portátil.
    2. WLTP, o Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedures, que son los Procedimientos Mundialmente Armonizados para Pruebas de Vehículos Ligeros. Es un organismo internacional que establece unas normas y procedimientos universales para determinar los niveles de contaminantes y emisiones de CO2, consumo de combustible y autonomía de los vehículos eléctricos.
    3. El NEDC o New European Driving Cycle, que es un ciclo de conducción que consiste en cuatro ciclos de conducción repetidos y un ciclo de conducción extra-urbano. Esta prueba ha sido diseñada para evaluar objetivamente el impacto medioambiental de los automóviles y orientada a informar a los consumidores de lo que compran.
    • Las dificultades técnicas que están padeciendo empresas de fabricación de componentes para adecuarse a esas nuevas normativas.
    • El cambio de tendencia de los clientes en favor de los coches con motores gasolina frente a los que quieren diésel; del 31 de diciembre de 2015 a agosto de 2018 el diésel ha caido en ventas un 26%, quedandose con el 36,9% de los coches que se vendieron en los 8 meses de este año. Mientras que los motores gasolina han tenido un aumento del 22%, un 57,1% de los coches vendidos en 2018. Quedandose el resto del trozo de las ventas de este año, un 5,9% para los vehículos de energias alternativas, que crecen desde 2015 un 3,9%.

    Esto ha hecho que las plantas de fabricación de motores sufran el desabastecimiento, no pudiendo cumplir con la demanda existente. Si a todo este cóctel le sumamos también alguna mala planificación de algun grupo, la tormenta perfecta está servida. En un sector donde 40.000 empleos (57% del total) y 17 fábricas de automóviles, están directamente vinculadas a la producción y venta de vehículos diésel en España, fabricando más de 1,2 millones de estos vehículos al año (43% total).

    Para CCOO lo prioritario es buscar fórmulas que acaben con la enorme antigüedad del parque automovilístico, con vehículos mucho más contaminantes e inseguros en la circulación y no demonizando a base de impuestos o prohibiciones de circulación, a ningún vehículo que cumpla con las normas de emisiones.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.