Los ochocientos falsos autónomos de UVESA se incorporarán a la plantilla

  • CCOO arranca un preacuerdo al líder del sector del pollo que acabará con el fraude. El Semáforo Laboral Cárnico vuelve a dar resultados

Los más de 800 falsos autónomos y autónomas que trabajan en UVESA a través de una falsa cooperativa, pasarán a formar parte de la plantilla. Se les incorporará al Régimen General de la Seguridad Social, firmarán un contrato indefinido y sus condiciones laborales estarán reguladas por el convenio estatal de mataderos de aves y conejos. Así lo contempla el preacuerdo que CCOO de Industria ha firmado con la empresa.

15/01/2019. CCOO de Industria
Negociadores de CCOO junto a la representación de UVESA

Negociadores de CCOO junto a la representación de UVESA

CCOO acaba de firmar con UVESA un preacuerdo mediante el que se obliga a incorporar, a partir del 1 de febrero y en un plazo máximo de cuatro meses, a los más de 800 falsos autónomos y autónomas que la empresa tenía trabajando en Tudela y en Rafelbuñol. En la planta navarra más de 565 personas abandonarán la falsa cooperativa Servicarne y se incorporarán a la empresa. Lo mismo ocurrirá con las 261 personas que trabajaban en las instalaciones que tiene en la localidad valenciana.

El acuerdo va más allá de las personas que estaban afectadas por las actas de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que se emitieron en noviembre de 2017 contra la empresa y que hasta el momento no reconocía. Se incorporarán a UVESA todas las personas que se trabajaban para ella a través de una falsa cooperativa. El acuerdo contempla la rescisión parcial del contrato con Servicarne desde el 1 de febrero y de forma total el próximo 31 de mayo.

A los 826 falsos autónomos se les incorporará al Régimen General de la Seguridad Social, se les realizará un contrato indefinido y se les aplicará el Convenio Colectivo Estatal de Mataderos de Aves y Conejos. Además, se regulará la distribución irregular de la jornada ordinaria.

Para que el preacuerdo sea válido, debe ser ratificado por las partes firmantes. A partir de ahora CCOO realizará todas las asambleas que sean necesarias. CCOO cree que el acuerdo es positivo. Consigue una laboralización pactada y evita el riesgo de que entre en los tribunales.

CCOO ha sido el sindicato que ha tirado del carro en todo el proceso. A las denuncias ante la Inspección de Trabajo, le siguieron continuas notas y ruedas de prensa e, incluso, una concentración en la puerta de la fábrica de Tudela, a la que acudió el secretario general de CCOO. El sindicato también convocó una huelga que aplazó al conseguir el compromiso del presidente de Uvesa de dialogar sobre el asunto. El Semáforo Laboral Cárnico dio el empujón definitivo. Las reuniones con la empresa apenas avanzaban hasta que se puso en práctica. Tras identificar a UVESA en color rojo, se intensificaron los encuentros en frecuencia y contenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.