Debate para una nueva Ley de Industria

  • El secretario general de CCOO de Industria plantea pasar página y acometer el futuro de lo tangible. Propone incluir el Pacto de Estado por la Industria en su marco de desarrollo

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial (Universidad Politécnica de Madrid), ha iniciado un proceso de debate para recoger las opiniones de las instituciones académicas, empresas, organismos técnicos (ingenierías), grupos parlamentarios y sindicatos, con el objetivo de renovar la actual Ley de Industria, que data del año 1992. Agustín Martín moderó una de las mesas de discusión, la que analizó la función socioeconómica de la industria. El sindicalista de CCOO cree que hay que pasar de las palabras a los hechos.

22/01/2019. CCOO de Industria
En el centro de la mesa, Agustín Martín, secretario general de CCOO de Industria

En el centro de la mesa, Agustín Martín, secretario general de CCOO de Industria

Para ello, el pasado día 21, se crearon seis paneles de trabajo en la Escuela de Ingenieros Industriales. El secretario general de CCOO de Industria, Agustín Martín, digirió la mesa sobre “La función socioeconómica de la Industria: empleo valor añadido, balanza de pagos. Competitividad. Localización versus globalización. Efectos de llamada”, que contó con la presencia de un catedrático de Economía, Vicerrector de la UPM; la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Defensa del Congreso de Diputados; y un diputado de UnidosPodemos, vocal en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Congreso de Diputados.

Para los organizadores, se pretende reflexionar sobre una nueva ley que genere consensos importantes y que se acompaña de la pretensión de crear 15 Agendas Sectoriales (6 ya presentadas), del desarrollo de la Estrategia Marco 2030, así como la posibilidad de dar viabilidad a un futuro Pacto de Estado por la Industria que los sindicatos, junto a las organizaciones empresariales, firmamos en diciembre 2016. Supone la urgente necesidad de diseñar la industria de futuro, adaptando sus necesidades a la realidad de los profundos cambios que afectan a esta actividad.

Agustín Martín, introdujo el debate planteando a cada uno de los y las ponentes temas relacionados con el papel de la industria en la economía y la implicación del Estado en su desarrollo ¿qué se espera de esta actividad en el futuro? ¿Qué sectores debieran jugarán una posición determinante? y ¿cuánto empleo y su calidad mantendrá un proyecto que incorpora cambios acelerados? En un marco de transición tecnológica, energética e industrial, … ¿cuál es el papel que debe jugar el Gobierno y los agentes vinculados a la industria (empresas, sindicatos), y con qué propuestas de actuación son factibles y urgentes en el marco de la necesaria anticipación a los cambios?

En el panel de conclusiones sobre las intervenciones producidas, el Secretario General de CCOO de Industria resaltó la unanimidad en el diagnóstico y en los retos que rodean a este debate, planteando que hay que pasar página y acometer el futuro de lo tangible, asociado a la urgente necesidad de incluir el Pacto de Estado por la Industria en el marco del desarrollo de esta futura Ley y la necesaria coordinación entre políticas que afectan a las CCAA y al Estado, teniendo en cuenta que algunos gobiernos autónomos ya tienen diseñado para su ámbito una Ley de estas características.

Recreó, como ejemplo, la situación que se ha vivido en los últimos meses, derivada de los expedientes planteados en empresas como Vestas, Cemex, Alcoa, Vodafone …, sin olvidar el trabajo común que se ha venido realizando entre varios gobiernos autonómicos afectados por estas crisis y el Estado, a la hora de afrontar estos problemas, sin olvidar el derivado del marco de financiación del sector naval (tax lease) que, en el año 2013, nos llevó a todos juntos (varios gobiernos autonómicos, el central, las empresas del sector y los sindicatos) a persuadir a la Comisión Europea sobre las consecuencias de sus acciones.

Una situación que requiere el acometer políticas a largo plazo, en las que la sostenibilidad industrial juegue un papel determinante, pasando del desarrollo teórico actual a propuestas de actuación concretas en el ámbito transversal y sectorial. Todo ello, debe acompañarse de pedagogía industrial y la necesidad de incardinar un equilibrio entre el desarrollo industrial regional y la colaboración y coordinación con las necesidades enmarcadas en el marco de todo el Estado, desde donde se analicen las zonas de riesgo y las de oportunidades para el impulso industrial. Que incorporen políticas preventivas de anticipación ante unos cambios que se antojan acelerados y disruptivos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.