El Grupo SADA rescinde el contrato con Servicarne e incorpora a su plantilla a 200 falsos autónomos

  • Uno de los principales productores de pollo de España es incapaz de aguantar la presión de CCOO y de la Inspección de Trabajo. Pasa del rojo al verde en el Semáforo Laboral Cárnico

El Grupo SADA incorporará a su plantilla a los 200 falsos autónomos y autónomas que trabajan en sus instalaciones a través de la falsa cooperativa Servicarne. A mediados de febrero, las 125 personas que estaban empleadas de forma irregular de Castro de Rei (Lugo) y las 75 que sacaban adelante la producción en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), pasarán al Régimen General de la Seguridad Social. También tendrán un contrato indefinido y se les aplicará el Convenio Estatal de Mataderos de Aves y Conejos. CCOO la situará entre las empresas que cumplen en el Semáforo Laboral Cárnico.

31/01/2019. CCOO de Industria
El Grupo SADA pasará a tener una plantilla de dos mil personas

El Grupo SADA pasará a tener una plantilla de dos mil personas

Por fin el Grupo SADA, uno de los principales productores de pollo de España, se suma a la lista de empresas limpias de fraude que han dejado de utilizar la figura de los falsos autónomos y autónomas. Las doscientas personas que trabajaban en las instalaciones que la empresa tiene en Lugo y en Sevilla, se incorporarán a la plantilla bajo el paraguas del Régimen General de la Seguridad Social, mediante un contrato indefinido y teniendo como referencia el Convenio Colectivo Estatal de Mataderos de Aves y Conejos.

El Grupo SADA ya ha comunicado a CCOO que rescindirá de forma total y completa el acuerdo mercantil que tiene con Servicarne. El sindicato la denunció como falsa cooperativa y la Inspección de Trabajo la calificó de empresa pantalla. La incorporación “formal” de estas doscientas personas al grupo cárnico se realizará el 18 de febrero.

Al dar este paso, SADA pasa del rojo al verde en el Semáforo Laboral Cárnico que CCOO de Industria colgó en diciembre en su página web (www.industria.ccoo.es/semaforolaboralcarnico). El grupo pasa a engrosar la creciente lista de empresas que han abandonado esta práctica fraudulenta. Sin duda, está dando muy buenos resultados la campaña de lucha contra el fraude y la explotación laboral que CCOO emprendió hace un par de años junto a la Inspección de Trabajo y a la Seguridad Social.

El Grupo SADA tiene actualmente tiene una plantilla de unos 1.800 trabajadores y trabajadoras. A ellos se sumarán las 200 personas que a mediados de febrero dejarán de ser falsos autónomos que prestaban servicios en sus instalaciones a través de la cooperativa Servicarne.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.