Fortalezas y debilidades de la industria textil de Myanmar

  • CCOO de Industria recoge en un informe las conclusiones de la visita a la cadena de suministro de Mango en el país asiático

“Myanmar es un país con un gran presente y futuro en el sector textil”. Esta frase, extraída del último informe de la Secretaría de Internacional de CCOO de Industria, explica las razones por las que el sindicato se animó a conocer las características de la cadena de suministro de Mango en el país asiático, pese a que no es uno de sus principales proveedores. Diez empresas y once mil personas trabajan para la multinacional española en la antigua Birmania. Aunque no se han producido grandes conflictos laborales, el sindicato advierte de que surgirán si no mejoran las condiciones de trabajo y los salarios.

25/02/2019. CCOO de Industria
450.000 personas trabajan en la industria textil de Myanmar

450.000 personas trabajan en la industria textil de Myanmar

A finales de mayo de 2018 una delegación empresarial y sindical conoció parte de la cadena de suministro que Marco tiene en Myanmar. Visitó varias fábricas y mantuvo reuniones de trabajo con grupos de interés e instituciones como la Organización Internacional del Trabajo.

El resultado de aquel viaje ha quedado recogido en el informe que acaba de publicar la Secretaría de Internacional de CCOO de Industria. Una de sus principales conclusiones es que, aunque hasta ahora “no se han producido en el país grandes conflictos laborales”, existe una “conflictividad potencial”, si no mejoran las condiciones de trabajo y los salarios.

Víctor Garrido, el coordinador del acuerdo que suscribieron Mango y CCOO de Industria para la aplicación de las normas internacionales, explica en el documento que la antigua Birmania dispone de una fuerza de trabajo de cerca de 33 millones de personas y que “las expectativas actuales y de futuro son realmente optimistas”. También destaca, que en cinco años, la exportación de prendas de vestir se incrementó desde los 900 hasta los 2.700 millones de dólares y que la industria de la confección del país asiático representa el 73% de sus exportaciones a Europa.

Además, según los datos que maneja la asociación de fabricantes de prendas de vestir, Myanmar tiene 450.000 personas empleadas que trabajan en unas 541 fábricas. Los principales compradores internacionales son Primark, H&M, Next, Adidas y Gap. Mango, Inditex y el Grupo Tendam también producen en el país, aunque no en grandes cantidades.

En las últimas páginas del informe el sindicalista español explica que CCOO se apoyará en el acuerdo que recientemente firmó con Mango para “avanzar en el conocimiento real” de la situación de cada país, a través de aproximaciones sindicales a sus cadenas de producción. Concretará actividades sindicales de posible implementación, más allá de la genérica reclamación del respeto de los derechos fundamentales del trabajo. Garrido aclara que no se trata de definir qué debe hacer el sindicalismo local, si no cómo ha de trabajar el sindicalismo global y las empresas matriz “para garantizar el trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.