Así es la mujer que trabaja en la industria y en el campo

  • Un informe de CCOO de Industria hace una radiografía sobre la situación de las trabajadoras en las empresas de sus sectores

Llega el 8 de Marzo y CCOO de Industria elabora un informe sobre la situación de la mujer en su ámbito de actuación. El estudio revela que la mitad trabaja en una empresa del sector de la alimentación y de los bienes de consumo; el 23% realiza tareas administrativas y el 41% tiene un título universitario o de formación profesional de grado superior. Además, las mujeres en la industria y en el campo padecen los mayores índices de precariedad. El 31,6% tiene un contrato temporal, el 35,7% está ubicada en un grupo ocupacional inferior a su formación y son trabajadoras el 63% de las personas contratadas a tiempo parcial.

06/03/2019. CCOO de Industria
En las empresas del ámbito de CCOO de Industria trabajan 767.008 mujeres

En las empresas del ámbito de CCOO de Industria trabajan 767.008 mujeres

“La mujer en el ámbito de actuación de CCOO de Industria”. Ese es el título del informe que acaba de publicar la organización y que está repleto de datos sobre la situación de las trabajadoras. En una de sus primeras páginas destaca que en la industria y el campo trabajan en estos momentos 767.008 mujeres, 45.815 más que en 2017, el 25,2% de la población laboral, una cifra que todavía está lejos de las 835.897 trabajadoras que estaban empleadas en estos sectores en el año 2008.

La tasa de feminización aumenta en los sectores en los que de forma más activa se negocian planes de igualdad. La responsable de Mujeres e Igualdad de CCOO de Industria cree que “la mejor manera” de eliminar la discriminación de género es “la utilización correcta” de la negociación colectiva y de los planes de igualdad.

El estudio también confirma que una de cada dos mujeres trabaja en los sectores de bienes de consumo y de alimentación y que en los de bienes de equipo y defensa la presencia de hombres es abrumadora. La mayoría de las trabajadoras realiza tareas de administración (65%). Le siguen en número las mujeres que trabajan en los servicios médicos y en las áreas de venta, restauración y servicios personales.

El 41,4% de las mujeres que trabajan en la industria y en el campo tiene titulación universitaria (algo más de doscientas mil) o formación profesional de grado superior (117.000). Acabaron la secundaria el 32% de las trabajadoras del ámbito de actuación de CCOO de Industria.

El informe que acaba de ver la luz destaca además que las tasas de temporalidad alcanzan niveles que se pueden calificar de obscenos. Son altas en los dos sexos, pero en el caso de las mujeres la temporalidad supera el 31%, tras aumentar algo más de dos puntos. Mientras que en los hombres se observa un cambio de tendencia en el tipo de contrato, en las mujeres se acentúa la contratación precaria.

La sobrecualificación es otra de las cuestiones que preocupan al sindicato. Se confirma que en todas las áreas sectoriales el subempleo de las compañeras supera con creces al de los hombres. El 35,7% de las mujeres está contratada en un grupo ocupacional inferior al que le corresponde por su nivel formativo. Esta situación puede significar, según la responsable de Mujeres e Igualdad de CCOO de Industria, “que las titulaciones universitarias no se adaptan a la realidad laboral del momento”.

En cuanto a las personas que trabajan a tiempo parcial de forma involuntaria, las cifras demuestran, en opinión de Isabel Fernández, que la infrajornada “tiene nombre de mujer”. El estudio de CCOO de Industria confirma que en la industria y el campo trabajan a tiempo parcial casi 168.000 personas y que el 63% son mujeres. También revela que la tendencia entre los hombres ha mejorado. 15.000 trabajadores dejaron de tener un contrato a tiempo parcial en los sectores del ámbito de CCOO de Industria en 2018.

La buena noticia es que, en términos globales, la brecha salarial se redujo entre el año 2010 y 2016 al pasar del 23,2% al 16,72%. Las razones del recorte se encuentran en que el salario hora de las trabajadoras creció a un ritmo mayor que el de los trabajadores.

Lamentablemente, la situación es diferente según el sector. Mientras que en la manufactura la brecha salarial se redujo un 12,97% entre los trabajadores y trabajadoras sin personas a cargo, en el sector agropecuario creció un 9,53% y en el de la energía continúa aumentando y ya se sitúa en el 54,56%

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.