ABB vende a Hitachi la división de redes eléctricas y "se olvida" de informar a los sindicatos sobre su impacto en España

  • CCOO lamenta la escasa información que ha recibido de una operación tan importante para la plantilla. Reclama a la dirección que ponga fecha a una reunión cuanto antes

Tres cosas ha hecho CCOO desde que conoció la decisión de ABB de vender a Hitachi el negocio de redes eléctricas: exigir garantías de empleo ligadas a los planes industriales y de inversión; solicitar una reunión a la dirección de la empresa y coordinarse con el resto de sindicatos europeos para diseñar la estrategia a seguir. La división que adquiere la compañía japonesa tiene una plantilla de 36.000 personas en todo el mundo, mil trabajan en las plantas de Zaragoza y Córdoba.

14/03/2019. CCOO de Industria
Reunión en Barcelona de la sección sindical intercentros de CCOO en ABB

Reunión en Barcelona de la sección sindical intercentros de CCOO en ABB

CCOO de Industria no se ha quedado impasible ante la decisión de ABB de vender su negocio de Power Grid (redes eléctricas) a Hitachi. Recientemente reunió en Barcelona a la sección sindical intercentros para analizar la situación de la empresa y de la negociación colectiva. Como no podía ser de otra manera, una parte importante del encuentro lo dedicó a estudiar el impacto que podría tener en España la operación en la que se ha embarcado la multinacional de bienes de equipo con sede en Zurich.

El sindicato ya ha puesto en marcha la maquinaria para diluir las incertidumbres que se extienden entre los trabajadores y trabajadoras de ABB. Primero solicitó a industriAll, el sindicato europeo de la industria, una reunión de coordinación de todos los sindicatos presentes en el comité de empresa europeo. A continuación pidió a la dirección de la empresa en España que reciba al sindicato y le explique en qué consiste el proceso y cuáles serán sus efectos sobre la plantilla.

ABB tiene cuatro centros productivos en el Estado español, además de las oficinas centrales de Madrid: dos en Euskadi (Galindo y Oiartzun), uno en Catalunya (Sant Quirze del Vallés) y otros dos en Aragón (Zaragoza) y en Andalucía (Córdoba). Son la planta andaluza y la zaragozana las que se dedican a la fabricación de redes eléctricas y las que estarían más afectadas por la venta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.