En el ecuador del mandato, Agustín Martín anima al consejo federal a no bajar la guardia: “Los retos no son pocos ni fáciles”

  • Cuando han pasado dos años del congreso de Toledo, se reúne en Madrid el consejo federal de CCOO de Industria para hacer balance

Entramos en la segunda mitad del mandato y es un buen momento para repasar el trabajo realizado, rendir cuentas y dibujar la hoja de ruta que marque el camino a seguir durante los próximos dos años. Esta mañana, en la sede del sindicato en Madrid, el secretario general de CCOO de Industria trasladó los grandes logros a las personas que forman parte del máximo órgano de dirección entre congresos. Agustín Martín les propuso seguir trabajando con la misma intensidad que hasta ahora, porque los retos que tiene por delante la organización “no son pocos ni fáciles”.

26/06/2019. CCOO de Industria
Consejo federal del 26 de junio

Consejo federal del 26 de junio

Dos veces se dirigió al consejo el secretario general de CCOO de Industria. En la primera explicó que se pretendía “recuperar y recordar” cuáles eran los elementos estratégicos que se planteó alcanzar la organización al inicio del mandato, ver lo que se ha hecho desde entonces y situar lo que queda por hacer. También propuso debatir sobre las cuestiones que se van a desarrollar antes de que llegue en próximo congreso.

En su segunda intervención, la que pronunció para cerrar el informe general, Agustín Martín recordó que “estamos para organizar” a las personas trabajadoras en los centros de trabajo y la sociedad. Le parece “fundamental” dotarles de autonomía para que defiendan sus intereses.

Felicitó al plenario por el alto nivel de cohesión que se ha alcanzado, a pesar de la heterogeneidad de las organizaciones que integran la federación. Aseguró que ha permitido apostar por un modelo basado en la transversalidad entre sectores, áreas y organizaciones, en el que conviven tácticas que abordan conflictos continuos y cambiantes y estrategias a futuro. Agustín Martín aseguró que el camino recorrido permite hablar de un proyecto viable y de una gestión homogénea, donde los recursos se destinan a la acción sindical más directa. “Ahora es el momento de tener debates plurales. Es el momento de disentir para seguir superándonos”.

En la parte propositiva, como federación asimétrica, el secretario general de CCOO de Industria planteó medidas para consolidar el proyecto global que se inició hace dos años. “A estrategias homogéneas existen soluciones diversas”, dijo. En su opinión, es muy importante romper los perímetros de los órganos de dirección para desarrollar de manera efectiva los planes estratégicos. Adelantó la posibilidad de que en el futuro se cree una figura que favorezca el desarrollo de esos planes estratégicos por el conjunto de las organizaciones.

Por último, insistió en dos necesidades: la de reforzar la industria y las reivindicaciones sobre una transición justa, mediante una potente movilización a finales de año y la de rejuvenecer a la organización a través del relevo.

Logros, fortalezas y debilidades

Los y las responsables de cada una de las áreas en las que se estructura la federación estatal de CCOO de Industria fueron los que se encargaron de ir trasladando al consejo federal los logros que la organización ha acumulado durante los dos primeros años de mandato. También analizaron las fortalezas de la federación y las debilidades que hay que solventar.

El primero en tomar la palabra tras la intervención del secretario general fue el responsable de Organización. Luis Romero se detuvo en analizar los buenos datos que arroja la campaña de elecciones sindicales; valoró el trabajo que ha hecho el comité de secciones sindicales y adelantó al consejo federal la posibilidad de que en el primer trimestre de 2020 se cree un nuevo espacio de debate abierto a las personas que se patean la calle, afilian e incrementan la representación del sindicato en los centros de trabajo.

Sobre este asunto habló el responsable de afiliación de CCOO de Industria. Reconoció sin tapujos que la acción sindical se hace con organización, que la organización se hace con afiliación y que se necesita “ser más” para defender mucho mejor “los intereses de nuestra gente”.

A Raúl Villar le cogió el testigo José Manuel Casado, que en veinte minutos repasó el ingente trabajo que se ha hecho en el Área de Política Industrial. Valoró el alto grado de participación y aseguró que lo prioritario es que los trabajadores y las trabajadoras “sientan al sindicato y a sus propuestas como suyas”. Hizo suya la frase “si nos tocan a uno, nos tocan a todos” y destacó el “espectacular” papel que se ha hecho en la industria cárnica. “Lo tenemos que reproducir en otros sectores”, dijo.

Isabel Rodero, responsable de Política Sindical de CCOO de Industria, fue la siguiente en resumir el trabajo que su área ha realizado durante los 24 últimos meses. Habló de formación, de juventud, de igualdad, del colectivo LGTBi, de medio ambiente y de salud laboral. Reconoció que todavía “queda mucho por hacer”, recomendó al consejo federal que se ponga “en valor” la acción sindical y les llamó a tratar de permeabilizar hacia abajo el trabajo que hace la federación estatal.

La persona que se encargó de resumir la tarea que se ha hecho en el Área de Internacional fue Juan Blanco. Advirtió al máximo órgano de dirección entre congresos de CCOO de Industria del proceso de renacionalización que se extiende por el sindicalismo internacional y de la creciente tendencia a dar preeminencia a los comités mundiales frente a los europeos.

Para hablar de comunicación se dirigió al consejo federal el responsable del departamento. Enrique Gil explicó los proyectos en los que se ha embarcado CCOO de Industria (extender la formación a las secciones sindicales, implantar las APPs y desarrollar nuevos soportes de comunicación) y puso deberes al máximo órgano de dirección entre congresos. Les recordó que urge “reforzar los departamentos de comunicación” y que el problema no es de capacidad, “si no de voluntad”.

Toman la palabra

En el turno de palabras Gerardo Cortijo explicó en qué consiste el Proyecto TecniCCOOs (“Queremos saber lo que ve, escucha, siente y piensa este colectivo”) y Jaime Alloza habló sobre juventud (“cuesta mucho que arranquen los proyectos y falta compromiso en las organizaciones”). Los responsables de Bienes de Equipo y Juventud trasladaron sus planes e inquietudes al consejo.

Para hablar de salud laboral y medio ambiente se subió al atril Ángel Muñoa, que explicó que el mismo día que se reunía en Madrid en consejo federal se celebraba en todo el planeta el Día Mundial del Medio Ambiente en el Centro de Trabajo, que ha convocado la Confederación Sindical Internacional (CSI). El responsable de esta materia también hizo balance del trabajo realizado y se detuvo en la reciente campaña de mutuas: “Hemos detectado catorce mil malas prácticas”.

Isabel Fernández, responsable de Mujeres e Igualdad de CCOO de Industria fue la siguiente en hacer uso del turno de palabras. Trató de abrir los ojos a las personas que forman parte del consejo al asegurar que los planes de igualdad “son la herramienta de acción sindical más potente que tenemos los sindicatos”. En su opinión, permiten entrar en todos los ámbitos de la empresa, renovar plantilla y facilitar el acceso de gente joven y de mujeres.

Ana Oller intervino a continuación. La responsable de Formación Sindical reclamó al consejo colaboración y pidió que le ayuden a construir un plan “que nos resulte útil a todos y a todas”. Carlos Márquez, responsable de Empleo en CCOO de Industria, fue el último en tomar el micrófono durante este bloque. Recordó que la organización "juega un papel fundamental" para conseguir que el movimiento sindical "gire hacia la izquierda en la movilización".

Secretarías generales y finanzas

El turno de palabras lo cerraron los secretarios y las secretarias generales de las federaciones de industria de CCOO de Aragón, Madrid, País Valencià, Andalucía, Catalunya y Euskadi. Insistieron en la conveniencia de fortalecer la organización; reconocer el trabajo de quienes se patean los polígonos industriales y de avanzar hacia una transición justa. También reflexionaron sobre lo hecho y se adelantaron a lo que está por venir. Fue José Antonio Hernández el que afirmó que es necesario “ser contundentes” en las propuestas y exigencias e ir “bien armados”.

Para la sesión de la tarde se dejó la parte de los recursos. El responsable de Finanzas demostró con cifras que CCOO de Industria no se financia de subvenciones y que más del 80% de sus ingresos procede de las cuotas de las personas afiliadas. Presentó al consejo federal tanto el balance de 2018 como el presupuesto para este ejercicio. El máximo órgano de dirección entre congresos aprobó los dos documentos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.