Nos dejó Mercedes, la gran sindicalista que conquistó nuestro corazón

    “¡Qué putada Mercedes!, y qué honor haber compartido algo de vida contigo”. Los compañeros, compañeras, amigos y amigas de la secretaria de Acción Sindical de la Confederación Sindical de CCOO, están rotos por el dolor. Tras meses de enfermedad, hoy ha fallecido una gran sindicalista. Después de una muerte apresurada y de un adiós fulminante, llega el momento de recordarla y de volverla "a pasar por el corazón”, tal y como decía el escritor uruguayo Eduardo Galeano.

    08/06/2018. CCOO de Industria
    #ConquistasteNuestroCorazón

    #ConquistasteNuestroCorazón

    Hace quince años, cuando trabajaba en una planta siderúrgica en la localidad madrileña de Villaverde, se presentó a las elecciones sindicales. En julio de 2017, década y media después, entró a formar parte de la comisión ejecutiva de la Confederación Sindical de CCOO.

    Al acabar el congreso confederal, puso un emotivo tuit en el que agradecía a todos y a todas las que le habían dado su “apoyo, confianza y amor”. En aquel momento se le pusieron los pelos de punta y se comprometió “a moverse” y a trabajar “para estar a vuestra altura”. Sin duda, estuvo a la altura de la clase trabajadora hasta el final de sus días.

    Todo un lujo

    Es 8 de junio, en Madrid llueve y el sindicato está de luto. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, lamenta su muerte y asegura que se trata de “una mujer valiente y comprometida”. Agustín Martín, secretario general de CCOO de Industria, apunta por su parte que ha sido “un lujo” compartir “tanto trabajo contigo”.

    Tras una corta, pero intensa trayectoria sindical, una gran compañera nos ha dejado. Ha hecho mucho en muy poco tiempo. Estudió formación profesional, empezó a trabajar como administrativa antes de cumplir los veinte años y terminó formando parte de la plantilla del gigante siderúrgico ArcelorMittal.

    Cursó estudios de sociología que dejó sin terminar para dedicarse al sindicato y, en el año 2005, se incorporó a la Federación Minerometalúrgica de CCOO de Madrid para ocupar la Secretaría de la Mujer. Un par de años después, asumió la responsabilidad de formación y la de acción sindical.

    Cuando el secretario general pasó a dirigir la federación estatal, Agustín Martín pensó que si había una persona capacitada para hacer ese trabajo, y para coger el relevo, esa era Mercedes, “por sus méritos, por su trabajo y por su dedicación”.

    Fueron esas virtudes las que le llevaron el año pasado a dar la batalla, hasta el último momento, para hacerse con la secretaría general de CCOO de Madrid. Estuvo a punto de alcanzarla tras conseguir el respaldo de una parte importante de las trabajadoras y trabajadores de la región.

    Nada más presentar su candidatura por MásUniónMadrid, agradeció el apoyo recibido y recordó que junto a ella estaban las personas que creían en la “inteligencia colectiva de la clase trabajadora”.

    Dolor, mucho dolor

    Quienes trabajaron con ella durante aquella época hoy están rotos por el dolor. La emoción y la pérdida les impide hablar. Las palabras les salen con dificultad y creen no estar a la altura cuando se les pregunta por ella. Julián Teso, hoy secretario general de CCOO de Industria de Madrid y durante esos años secretario de Organización, dice emocionado que Mercedes fue su compañera, su amiga, una gran mujer y una gran sindicalista.

    Hoy también es uno de los días más tristes de la vida de Alicia Vilares, abogada de CCOO de Industria de Madrid y amiga de Mercedes. Reconoce que acaba de perder a su talismán, a la “más valiente, más trabajadora, más brillante y más grande en todos los sentidos”. En un breve escrito le pide que hoy queden “un poco más tarde”. Recuerda a su amiga que llegará “cuando pueda” y le reclama que la espere.

    Su compañero Pablo Aceña, que anoche, cuando sabía que el final estaba cerca, le escribió una emotiva carta, asegura que goza por haberla conocido. “Mercedes, ha sido un gozo conocerte, vivirte y disfrutarte”, dice en uno de sus párrafos. Le da las gracias por haberle cuidado y mimado y por haberle enseñado a “ser cada día un poco más feminista”.

    Cerramos este escrito con las palabras de Luna, compañera del metal y amiga. Recuerda entre lágrimas contenidas y muy emocionada, que Mercedes le regalaba a diario “su sonrisa” y que allí donde estaba “repartía su alegría”. Además, le regaló su confianza y le hizo “casi invencible”. Todavía hoy “cuenta con toda la energía que le transmitió”.

     

    Tanatorio sur

    • Salas 1 y 2
    • 8 de junio
    • A partir de las 18 horas

    Crematorio de Carabanchel

    • 9 de junio
    • 14 horas
    • (Salida desde el tanatorio a las 13:50)

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.