El Gobierno entiende que el contrato de relevo se merecía otra oportunidad

    El contrato de relevo ha sido esencial para el mantenimiento de la actividad y para la creación de empleo. CCOO de Industria recibe con satisfacción la noticia de que el Gobierno ha decidido dar continuidad a esta figura en la industria manufacturera más allá del mes de diciembre. Sin embargo, el sindicato lamenta que se deje fuera a otras ocupaciones y actividades sin justificación, porque se trata de una fórmula excelente para jubilar, generar puestos de trabajo, rejuvenecer plantillas y darles futuro y estabilidad.

    07/12/2018.
    Contrato relevo

    Contrato relevo

    El 31 de diciembre caduca el contrato de relevo como lo conocíamos hasta ahora. El Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido recuperar la situación anterior a la entrada en vigor de la Ley 27/2011. Hace meses que CCOO de Industria puso en marcha la maquinaria para evitar que se pusieran trabas a su uso. El sindicato sabía que esta modalidad contractual era clave para el rejuvenecimiento y para la feminización de las plantillas. También era consciente de que se trataba de un yacimiento de empleo importante para los grupos de población más afectados por el paro (los jóvenes y las mujeres). Por eso está muy satisfecho con la decisión del Ejecutivo de extender su uso en la industria manufacturera hasta 2023.

    Vinculado a la jubilación parcial, el contrato de relevo se puso en marcha en el año 2001, gracias a un acuerdo que solo firmó CCOO. Ha permitido a las empresas y al empleo aguantar las situaciones de crisis y de reestructuración industrial. La reforma laboral del Partido Popular del año 2013 fijó nuevas condiciones de uso para el contrato de relevo a partir del 1 de enero de 2019. Entonces, se puso en riesgo la continuidad de la mejor herramienta que han tenido las empresas durante este siglo para generar empleo estable y de calidad.

    La experiencia de CCOO en procesos de crisis y de reestructuración confirma que esta modalidad contractual es clave para el rejuvenecimiento de las plantillas y para garantizar la competitividad. La reforma que acaba de aprobar el Gobierno, acompañada de una adecuada modificación de los sistemas de formación y de una correcta planificación de la formación en las empresas junto a la representación de los trabajadores y trabajadoras, les permitirá adaptarse a los procesos de transformación digital.

    El contrato de relevo no solo facilita una vía de transmisión de conocimiento de los trabajadores y trabajadoras que llegan al final de su vida profesional. También es una oportunidad de entrada al mundo laboral para muchos jóvenes y mujeres. Sin duda, se trata de un instrumento claro de creación de empleo estable y de calidad que no había que dejar morir.

    Quienes afirman que el mecanismo está es desuso se equivocan. CCOO de Industria recuerda que la herramienta sigue activa y continúa utilizándose en las empresas. Las estadísticas revelan que los departamentos de recursos humanos todavía recurrían a esta modalidad de contratación, lo que confirma que el contrato de relevo es igual de necesario que en 2001.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.