EDITORIAL

    15/02/2019.
    EDITORIAL

    EDITORIAL

    La semana anterior se firmó, por pura constancia por parte de CCOO-I, el Convenio Estatal de Textil y Confección. Este hecho pasaría por ordinario si no viniese determinado porque, desde el inicio, ignoró aquellos principios rectores acordados en un ámbito superior y tomaba la apariencia de convenio de eficacia limitada al no alcanzar un umbral de garantía que la AENC tasó en 14.000€. Nuestros compañeros y compañeras estuvieron a la altura de las circunstancias y mantuvieron el pulso firme en la negociación; cambiando el diálogo por la presión y la movilización.

    Este boletín se alumbra con el objetivo de fortalecer, de un modo natural, la actividad sindical de la representación sindical de CCOO con la publicación y tratamiento de noticias que pudieran tener reflejo en tu puesto de trabajo. Por ello, las personas que compone la Federación Estatal de Industria de CCOO, principalmente en el área de Política Sindical, adquiere el compromiso de dotar de herramientas a los cuadros sindicales mediante la divulgación de estrategias de negociación virtualmente importables cuyo formato tienes delante.

    Desde CCOO tenemos la oportunidad histórica de garantizar la salida justa de la clase trabajadora de esta terrible crisis financiera –juzgado así por agentes externos-, así como la remoción de esta huella perniciosa que todavía lastra las condiciones de trabajo en todos los órdenes, cuya versión macabra la hallamos en el abuso sin causalidad de contratos temporales, azotando con especial virulencia, entre otros, a jóvenes, mujeres, etc., coadyuvado, en el caso español, por una élite conservadora que busca deslegitimar al movimiento obrero desde su origen a través del control de los medios de comunicación.

    Los valores que rigen nuestra sociedad son manifiestamente distintos de antaño y la naturaleza del trabajo no tiene su fiel reflejo en aquellas fábricas abigarradas de personas trabajadoras cuyo modo de fabricación describió de modo certero Henry Ford, siendo necesario, tanto como en el siglo XIX y por motivos semejantes, un movimiento obrero solvente capaz de garantizar la estabilidad en el empleo y participación de la riqueza, evitando su versión grotesca y extrema que dos siglos después del surgimiento y la identificación de movimiento obrero se ha venido a denominar trabajadores y trabajadoras pobres.

    Este boletín ve la luz con el objeto ambicioso de enhebrar una conciencia colectiva que plante cara al modelo económico actual; un modelo que tiene su legitimidad en que es capaz de responsabilizarte a ti, trabajador o trabajadora, del siniestro desempleo estructural o la baja calidad del empleo en términos puramente economicistas.

    Esperamos que esta revista de Acción Sindical tenga los contenidos necesarios para ayudarte a resolver conflictos de todos los órdenes, siendo depositario de miles de situaciones y acciones que, todos los días, llevan a cabo trabajadores y trabajadoras amparados por la tradición de nuestro sindicato; las Comisiones Obreras.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.