El divorcio del Reino Unido de la Unión Europea costará 2.600 millones de euros al año a la industria española

  • CCOO de Industria analiza los tres escenarios posibles y adelanta que España será uno de los países más afectados por el Brexit

Si el Reino Unido abandona la Unión Europea sin acuerdo, la industria española sufrirá sus consecuencias, debido al carácter intensivo de sus relaciones económicas con el país. Esa es una de las conclusiones que extrae el informe que acaba de publicar CCOO de Industria, un documento que analiza los tres escenarios posibles y cuáles serán sus efectos. El sector de la automoción, el agroalimentario y el aeroespacial sufrirán el mayor impacto.

04/04/2019. CCOO de Industria
El sector del auto será uno de los que más sufrirá el Brexit

El sector del auto será uno de los que más sufrirá el Brexit

Para evitar la caída de la actividad y la reestructuración industrial, CCOO reclama a las empresas que diversifiquen el destino de sus productos. El informe “El Brexit y la industria española” que ha visto la luz esta semana, confirma que el sector manufacturero sigue siendo un destino preferente de nuestras exportaciones al Reino Unido, por eso el sindicato está muy pendiente de que lo que ocurra al otro lado del Canal de la Mancha durante los próximos días.

A CCOO le preocupa que el sector del auto destine a este país el 24% de las ventas y el agroalimentario el 16%. El más perjudicado por la salida del Reino Unido de la Unión Europea será el aeroespacial, que exporta el 70% de su producción a las islas británicas. También sufrirán las consecuencias de la separación la industria de los bienes de consumo y la minería.

El informe que ha publicado CCOO de Industria insiste en que España es el octavo país europeo con mayor exposición a la salida del Reino Unido de la Unión, según el índice de Sensibilidad al Brexit. Afirma que la relación comercial con aquel país es determinante en nuestro comercio exterior “ya que es, junto con Francia y Portugal, el único que contrarresta el efecto del déficit con Alemania”.

Además, señala que la economía británica participa de forma destacada en el presupuesto de la Unión Europea y que tiene un peso específico en políticas tan relevantes para España como la Política Agraria Común, la Pesquera o la de Cohesión. Advierte de que antes de hacerse efectiva la salida, la incertidumbre ya ha provocado una desaceleración de las relaciones comerciales entre España y el Reino Unido. También adelanta que el divorcio tendrá un coste de 2.600 millones de euros al año para la industria española.

Máximo Blanco, responsable de Estrategias Sectoriales de CCOO de Industria, asegura en algún momento del informe que el sector industrial es clave para el comercio exterior del país y que las manufacturas son fundamentales. Por eso, le parece preciso analizar las posibles consecuencias de la decisión británica. Solo así el sindicato podrá “adoptar soluciones que deriven en la pérdida de inversiones, de tejido industrial y de empleo en un futuro”.

Blanco también advierte de que España “es débil” en materia de comercio exterior. Reclama al Gobierno central y a los autonómicos “ampliar sus marcos de actuación internacional” para facilitar la salida de la industria española a la mayor parte de los continentes y países posible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.