La democracia, solo para cuando me gusta el resultado del referéndum

    El responsable de Automoción de CCOO de Industria manifiesta en este artículo de opinión su malestar por lo que está ocurriendo en Finanzauto, empresa del sector que ningunea la decisión de la plantilla. Joaquín Ferreira lamenta que la dirección, UGT y CGT estén buscando la forma y la manera de transformar en un sí la respuesta negativa que dieron las trabajadoras y los trabajadores cuando se les preguntó por el convenio colectivo que se había negociado.

    21/06/2019. CCOO de Industria
    CCOO llama a UGT y a CGT a retomar el camino democrático

    CCOO llama a UGT y a CGT a retomar el camino democrático

    En CCOO de Industria creemos que solo hay un camino cuando se realiza un referéndum decisorio, que el resultado votado, guste o no, se debe respetar y no ponerse a cocinar formas y maneras para que el resultado sea otro. Para eso no estamos los representantes de las trabajadoras y trabajadores.

    UGT y CGT incumplen los acuerdos tomados en su día en el Comité Intercentros, en los cuales se tenía en cuenta que Base Málaga pasaba a ser delegación de Sevilla, tal y como se acordó tras el ERE de 2017. Por lo cual, los centros para el recuento de votos son once y con un resultado de seis centros en contra y cinco a favor.

    Si los compañeros quieren romper el acuerdo tomado en su día en la mesa negociadora, deberíamos remitirnos al artículo 4 y 100 del convenio colectivo, en el que nuevamente vuelven a salir once centros, con el resultado recurrente de seis centros en contra y cinco a favor. Teniendo en cuenta este resultado, el convenio colectivo presentado también habría sido rechazado.

    No entendemos las formas y maneras utilizadas por organizaciones sindicales que defienden o debieran hacerlo, los derechos de todas y todos los trabajadores. Pero es verdad que no es la primera vez que las trabajadoras y trabajadores de Finanzauto viven una situación parecida. Fue en 2017, en el referéndum del ERE, cuando aparecieron maneras parecidas, al no gustarles el resultado. En aquella ocasión fue UGT la principal cocinadora de la repetición del referéndum en las bases.

    En este referéndum, CCOO de Industria ha denunciado algunas irregularidades, como la aceptación de votos por teléfono, sin ningún tipo de control. El control sí existe cuando se vota en urna y cuando hay un censo de las personas que trabajan en la empresa. Y también cuando se vota por correo, ya que se controla en la mesa electoral la recepción de la carta y no haber votado en urna.

    La verdad es que en Finanzauto se lleva con el convenio colectivo en ultractividad desde 2012. Desde entonces tienen el salario congelado las personas que trabajan en la empresa con sede en Arganda. Fue en el ERE de 2017 cuando se negoció una subida salarial durante dos años.

    Ahora la dirección de Finanzauto, UGT y CGT quieren tirar por la calle de en medio y dar validez a un resultado que no representa la decisión de las trabajadoras y trabajadores. Pretenden formalizar un convenio que a CCOO de Industria le parece mejorable. Obliga a una parte importante de la plantilla (a algo más de trecientos mecánicos) a trabajar cien horas más al año. En este sindicato no entendemos que la subida salarial sea a costa del esfuerzo de un colectivo y no de todos.

    Para llegar a esto, lo mejor habría sido que hubieran sido valientes y hubieran usado su mayoría en el comité intercentros, informando a la plantilla que lo firmarían y no pegar patadas a la decisión de las trabajadoras y trabajadores.

    Llamamos a UGT y a CGT a que retomen el camino democrático. Deben dejar de jugar con la decisión de todas y todos y convocar a la empresa a seguir negociando.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.